TEXTO Y CONTEXTO (parte I)

– Todo texto tiene un contexto, que es lo que viene antes y lo que viene después de aquel texto.

– Muchos leen la Biblia por pedazos. Es decir, hoy leen un capítulo de Salmos, mañana leen un capítulo en Génesis, después leen Apocalipsis, etc. Este tipo de lectura perjudica en mucho el entendimiento correcto de lo que Dios quiso comunicar en la Biblia.

– Es muy importante que las lecturas se hagan englobando todo el contexto. Si usted está estudiando, por ejemplo, el libro de Génesis, que lo estudia entero en secuencia, buscando comprender de forma general la historia y el contexto allí mencionados.

– O si lees un fragmento de algún libro, que lea un poco de lo que fue escrito antes y después de ese trecho.
Los textos leídos fuera de sus contextos pueden tomar sentidos diferentes y totalmente contrarios a lo que realmente significan.

– No podemos negar que la Biblia no es un libro tan fácil de leer y que su lectura debe ser cuidadosa para que no sea distorsionada.

– Por esa razón, evitar errores ayudará a cualquier lector apasionado por la palabra de Dios a extraer de ella su verdadero significado, que es el deseo de Dios para el lector de su palabra.

Un comentario en «TEXTO Y CONTEXTO (parte I)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *