Pregúntese: «¿QUE TIPO DE LIBRO ESTOY LEYENDO?»

Los diversos tipos de libros bíblicos necesitan diferentes enfoques. Cuando estoy leyendo, por ejemplo, el Sermón del Monte en el libro de Mateo, capítulo 5 versus 7, hago una pausa a cada frase, porque todas las palabras de Jesús son informaciones vitales para la vida cristiana.

Cuando leo el libro de Eclesiastés en el Antiguo Testamento, tengo un enfoque más relajado y me divierte con su manera extraña de ver la naturaleza humana.
Lea un Evangelio entero y usted percibirá cosas sobre Jesús que jamás había notado antes.
Lea toda la historia de David en el libro de 1Samuel y 2Samuel y tendrás una noción mejor de la participación de Dios en todos los altos y bajos de la vida de esa persona, algo que usted jamás comprendería si sólo lee algunos versículos a la vez.
Vamos a escuchar su mensaje si la abordamos con la reverencia adecuada, no una reverencia por lo que está impreso en el papel, sino por el Dios que habla con nosotros a través de la Biblia.

No se desanime si sientes que necesita un curso intensivo de interpretación bíblica para poder empezar a leer.
Organiza tu vida para que la palabra de Dios sea parte de ella.
Sea convencido y tome decisiones acerca de su deseo de leer y entender la Biblia.

Un comentario en «Pregúntese: «¿QUE TIPO DE LIBRO ESTOY LEYENDO?»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *