PRINCIPIOS BÁSICOS DE INTERPRETACIÓN

– El principio de la unidad escriturística. Se denomina bajo la inspiración divina, la Biblia sólo enseña una teología, no puede haber diferencia doctrinal entre un libro y otro de la Biblia.

– Deje que la Biblia interprete la Biblia. Este principio viene de la Reforma Protestante. El sentido más claro y más fácil de un pasaje explica otra con sentido más difícil y más oscuro. Este principio es una conclusión del anterior.

– Nunca se olvida de la Regla de Interpretación de Oro, llamada por Orígenes de la Analogía de la Fe. El texto debe ser interpretado a través de toda la Escritura y nunca a través de textos aislados.
– Tenga siempre en cuenta el contexto. Lea lo que esta antes y lo que viene al final para concluir lo que el autor tenía en mente.

– Primero el significado literal es buscado, a menos que las evidencias muestren que es figurativo.

– Lea el texto en todas las traducciones posibles – antiguo y moderno. Muchas veces, una de esas traducciones nos informa sobre lo que el autor quería decir.

– Sólo un sentido debe ser buscado en cada texto.

– Haga algunas preguntas relacionadas con el paso para llegar a conclusiones circunstanciales. Por ejemplo: ¿Quién escribió? ¿Cuál es el tiempo y el lugar que escribió? ¿Por qué escribió? ¿Con quién habló el escritor? ¿Qué quiere decir el autor?

– Una vez que la exégesis se hace, si el resultado obtenido contrarresta los principios fundamentales de la Biblia, debe ser reservado y el trabajo exegético reanudado nuevamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *